viernes, 15 de marzo de 2013

Un camino a cuadros, en blanco y negro.

Otra vez lo mismo, no se puede vivir cometiendo errores sin pensar en lo que va a pasar. Mucho menos si te la das de jugador de ajedrez en la vida y derribas al rey por una torpeza. No se puede vivir de tablas, ni depender constantemente de la reina. La segunda vez que escuchas jaque, descuidaste a tu pieza mas importante por ser tan impulsivo, por ganar mas peones del adversario. Recorda que así como atacas a ellos, vos también tenes defensa y el contrario también posee ataque. Retroceder no es de cobarde hay veces que una estrategia requiere de volver al comienzo, olvidar la rabia que te impulsa y pensar en frió. Eso te hará ganar. Si no lo haces, quizá se vallan tus caballos, tus alfiles, o la misma reina. Quizá escuches el jaque mate. Quizá tu rey caiga. Quizá hayas perdido el juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario